dilluns, 8 de setembre de 2008

AGenere, El genere i el pensament llibertari

A-género

Propongo una reflexión sobre la categorización a la que se nos somete desde el nacimiento y cómo de ella depende nuestro desarrollo. Vivimos dentro de un orden patriarcal a nivel mundial, con matices en los órdenes económico-sociales pero todos ellos sustentados en pilares patriarcales claros. La característica fundamental de este régimen es el binarismo que aplica a todo el entramado social : se trata de jerarquizar según opuestos, que según nos hacen creer se complementan ,y suponen una estratificación basada en una superioridad moral-física-biológica según el elemento de que se trate. En el tema del sexo y el género funciona de igual modo. Se establecen dos categorías basadas en definiciones biológicas :hombre y mujer, y a cada una se le adscriben unas características que se pretenden universales para ese grupo. Este determinismo biologicista basado en prejuicios fue desenmascarado por las primeras feministas que se dieron cuenta que mediante la educación se condicionaba la forma en que l@s individu@s se desarrollaban. Muchos son los feminismos existentes y amplias las discusiones sobre los términos sexo/género, pero en lo que si hay coincidencia es que el género es un constructo social elaborado a conciencia para conseguir una sumisión naturalizada de la mitad de la población a la otra mitad. El sexo incluye unas características genitales y cromosómicas, y el género una definición de comportamientos y actitudes propios del sexo al que pertenecen. Una vez establecido, este eje de dominación servirá de referente para todos cuantos existen. Desde todas las esferas sociocultarales desde donde se fabrican los referentes sexistas (mitos, leyendas, cuentos, libros de texto, medios de comunicación, arte, filosofía, política…)se establece claramente el binomio hombre/mujer donde los hombres ocupan el lugar de la supremacía. La feministas en los años 70 empiezan a conjugar junto con la diferenciación sexo/género otras variables que constituyen también dominación : clase, étnia, opción sexual. En estos años las lesbianas reclaman su lugar en los estudios de género y en la calle, a nivel teórico y a nivel social. En Francia y en los países anglosajones comienzan a organizarse y a plantear un nuevo reto al feminismo: no todas las mujeres somos iguales, no compartimos las mismas afinidades políticas ni sociales. Se empieza aquí a hablar de feminismos en plural. Este punto supone la base de la teoría queer. Se plantea que el binarismo es demasiado excluyente y se comienzan a proponer nuevas categorías de identidades personales. Monique Wittig, militante, poetisa y ensayista queer afirmó : “las lesbianas no somos mujeres”. Esta afirmación causó gran conmoción, y le siguieron abundantes debates al respecto. Monique reivindicaba que la categoría de mujer, establecida por el patriarcado en la sociedad capitalista le era totalmente ajena, a ella y a todas las lesbianas, dado que surge en el marco del discurso heterocentrado. Esta crítica y reflexión llevó al pensamiento feminista, a los diferentes feminismos a incluir en sus reflexiones el eje de la sexualidad no heterosexual. Se planteaba como nuevo no sólo de discriminación sino identitario, al mismo tiempo que se ahondaba en el discurso del poder que supuraba la distinción binaria de género varón/mujer.
En este punto arrancan la/s teoría/s queer :simplificando mucho se podría decir que se trata de reapropiarse del insulto que recibían gays y lesbianas cuando eran tildad@s de rar@s, pero ahora se resignifica , es decir, se define desde las personas mismas a las que alude el término. Esto deriva de la teoría de Foucault y su concepto de poder :un mecanismo que construye o forma aquello que quiere dominar. La teoría y la práctica queer afirma que la identidad no es una esencia sino un continuo. Hacen esta pregunta .¿ POR QUÉ EL MUNDO ESTÁ DIVIDO SÓLO EN DOS SEXOS?.Algunos sexólog@s consideran que existen cinco sexos en nuestra sociedad occidental, sí sexos, no géneros, es decir, cinco modalidades de combinaciones genitales –cromosómicas diferentes. ¿qué se hace con aquellas personas que no encajan en el molde de hombre o mujer?. Se las mutila, se las transforma para que quepan en uno u otro molde, mucho antes de que puedan decidir, elegir por sí mismas si quieren someterse al binarismo patriarcal. La teoría queer denuncia estas prácticas quirúrgicas en bebés y el resto de prácticas sociales que van encaminando a cada sexo a formar un género : hay que demostrar continuamente a que grupo nos adscribimos a base de roles, imagen, actitudes.
Según el breve resumen que he hecho se puede ver que la mayor novedad de la teoría queer es plantear que tanto el género como el sexo son constructor sociales, no sólo el género como habían denunciado y analizado las feministas. La teoría queer es definida como el goce de la inventiva y la creatividad perpetua. Me parece muy interesante el análisis que hace del poder, tomado de Foucault, mostrando que el poder es una relación dinámica que opera en todos los niveles del entramado social, también a nivel microsocial, por lo que para acabar con él es necesaria una lucha transversal en diferentes frentes, incluyendo las propias vidas, las propias convicciones, ya que hay que analizar de donde proviene el que actuemos como lo hacemos, de donde ha surgido nuestra identidad.
La teoría queer nos propone que para cualquier actuación emancipatoria, el primer acto de subversión ha de ser escapar de la matriz heterosexual, es decir, analizar nuestra identidad y los referentes que la formaron. Una cita de Foucault “ Las relaciones que debemos trabar con nosotr@s mism@s no son de identidad, sino más bien de diferenciación, creación e innovación. Es un fastidio ser siempre el mismo.”. Esta frase choca con todo lo que nos han enseñado que debíamos aspirar a ser : labrarnos un yo fuerte y seguro para luchar contra viento y marea…….y resulta que pensando y pensando nos damos cuenta que el principal enemig@ l@ tenemos en casa….la cárcel de nuestra programación mental, de la que nos creemos libres una vez desentrañados ciertos aspectos políticos y culturales del capitalismo. Ahora toca analizar cuántas elecciones hemos hecho dentro de dinámicas binarias de elección. Toca ahora ver más allá de esas categorizaciones y crearnosy recrearnos de nuevo.
En este punto, una vez estudiados ciertos aspectos de la teoría queer , y tras muchos años de lucha y pensamiento feminista yo propongo:
PASO 1: estudiemos los mecanismos de poder patriarcal que generan los conceptos de sexo y género y como se aplican a todo el entramado social.
PASO 2 : analicemos como estas constricciones sociales nos han aprisionado a nivel personal y nos han conducido a ser quienes somos ¿QUÉ HAY DEL PATRIARCO EN MÍ?
PASO 3: eliminemos todo residuo de parámetros de sexo/género para conocernos a nosotr@s mism@s, y planteemonos :¿HE DE DEFINIRME? ¿TENGO REALMENTE ESA NECESIDAD? ¿NECESITO DE MÁS CATEGORÍAS DE GÉNERO…O NO NECESITO NINGUNA?
PASO 4: me leo los libros de Casilda Rodrigañez y me entrego al PLACER, así, con mayúsculas.
A-género supone pués, el firme rechazo a la organización social sexista y genérica, y además implica una actitud de análisis y lucha contra los mecanismos que producen sistemas binarios de elección identitaria. No es suficiente con afirmarse queer, desde mi perspectiva la via libertaria pasa por la lucha destructora de todo ese engranaje .

No se quién soy….pero cada vez tengo más claro quien no soy y lo que del patriarcado queda en mi. Estoy en fase expulsiva de toda esa mierda.
Un saludo a tod@s